Coaching para Adolescentes

Recuerda tu adolescencia y
le entenderás

Ofrecemos un sistema único de consulta en un taller de madera, solo el cliente y el Coach. Al estar en un ambiente inusual donde pasar consulta, conseguimos quitar las resistencias que se suelen generar a la hora de ir a ver a un profesional. Una vez elegido el objetivo a tallar (construir) activamos el efecto motivacional (esencial en todo proceso de cambio).

 

Cuando empezamos a manipular la madera, captamos los sentidos del tacto, olfato y vista, que se concentran en el objeto a trabajar, dejando totalmente libres el oído y el habla, facilitando que la mente sea capaz de expresar esa emoción que no sabemos verbalizar. Con este sistema aceleramos el proceso ya que no hay cabida para el juicio, ni para que os sintáis observados y analizados.

Control

Conseguirá tolerar la frustración desarrollando habilidades sociales para hacer frente al estrés, la ansiedad, etc. sin necesidad de llegar a perder el control ni a la agresión.

Independencia

La autonomía es un proceso de asumir responsabilidades tanto familiares como personales. Es esencial para desarrollarte como persona y conseguir que confíen en ti.

Meta

Los cambios en la adolescencia suponen retos enormes que conseguirán enfocarlos con entusiasmo, sintiéndose orgullosos de sus logros.

Comunicación

Podrás decir lo que piensas y sientes sin miedo a mostrar tus emociones, sintiéndote a gusto al poder expresarte sin ningún conflicto interno.

Quieren probar y verlo todo,
sin límites

La rebeldía de un adolescente es la época más temida por la gran mayoría de los padres y, si no se toma como algo serio puede causar grandes conflictos en las familias. El periodo de la adolescencia es esencial para el ser humano, sin él, nunca evolucionaríamos, siempre seriamos dependientes de otra persona que nos cuidara y nos hiciera todo mientras que seguimos en un estado de ensoñación. 

 

Por eso, es necesario entender que tu hijo necesita experimentar, conocer cuáles son sus límites y crear consciencia de la persona que quiere ser.

La adolescencia es como una casa en día de mudanza: un desorden temporal

Padres e hijos podéis convivir sin problemas, es hora de cambiar.

¡Empieza hoy mismo!

Llámanos